Tú estás en: :||Cataratas del Niágara desde ambos lados de la frontera

Cataratas del Niágara desde ambos lados de la frontera

Las Cataratas del Niágara situadas en la parte oriental de la frontera entre Canadá y EEUU. Es uno de los más bellos accidentes de la naturaleza.

Comenzamos nuestro viaje en automóvil saliendo de Grand Island Bridge, de ahí viajamos unas 5 millas hasta llegar Goat Island, ubicada entre las caídas de agua del lado canadiense y el americano. Es un pequeño grupo de islas conectadas. Allí hay parking y se puede ir caminando hasta Terrapin Point, Luna Island y las islas Three Sisters. Pudimos disfrutar de la excelente vista de las cataratas Canadienses conocidas como Horseshoe, por la forma en herradura.

Conducimos un par de millas más hasta legar a la torre de observación de Prospect Point.  Aquí tenemos la vista panorámica de las cataratas americanas. Podemos bajar hasta el pie del agua, pagando 1 dólar para el acceso. Es el camino para tomar los barquitos Maid of the Mist que nos llevan hasta donde caen el agua de las cascadas terminamos todos empapados.

De vuelta en el auto a 2 millas legamos hasta Clifton Hill y Queen Victoria Park. Llegamos al lado canadiense se nota por el ambiente natural, los jardines floridos, la sensación de tranquilidad. Es un lugar muy bonito para ver el anochecer sobre las cataratas.

Entramos a Journey behind de falls. Su costo de 15 dólares por adulto varía dependiendo de la temporada del año. Se compone de una plataforma de observación y una serie de túneles cerca de la parte inferior de las caídas de herradura en la costa canadiense del río Niágara. Los túneles y la plataforma se puede llegar en ascensor de la entrada del nivel de la calle. El recorrido es sin guía y los visitantes tienen la opción de utilizar radios para recibir datos y de difusión de información en los túneles.

A algo más de una milla se encuentra el Aerocar, una cabina semi abierta suspendida en un cable que cruza sobre parte de las caídas de agua. El paseo cuesta unos 12 dólares por adulto.

Seguimos en automóvil a unos 10 minutos hasta Niagara Glen Park. Aquí podemos estacionar el auto y bajamos al costado de los rápidos. Desde la orilla salen botes con motor para hacer paseos.

Más adelante, llegamos al Reloj de flores en la estación hidroeléctrica Sir Adam Beck, que se puede visitar.  El reloj floral y los jardines que están en plenitud en primavera y verano.

Conducimos 15 millas atravesando la frontera hacia los Estados Unidos, y llegamos al Fuerte Niágara. El cruce se realiza por el Puente Queenston/Lewiston Bridge. Esta el fuerte de piedra es una exposición que cuenta la historia de estas tierras al principio de la instalación de las colonias en América.

Así terminamos nuestro paseo por las cataratas del Niágara.

2012-10-10T13:22:41+00:00 America|0 Comments

Leave A Comment