Tú estás en: :||Festival de Burning Man en el desierto de Black Rock

Festival de Burning Man en el desierto de Black Rock

Burning man es un festival cultural atípico y único en el mundo, se celebra a finales de agosto en Black Rock en Nevada (Estados Unidos). Su originalidad es tremenda porque crean una ciudad enorme en medio del desierto en tan solo un mes y no falta ningún servicio básico como: sanidad, comunicación o seguridad. Esta convivencia dura una semana y después de esta tienen que recoger todo y dejarlo todo como estaba, la absoluta tranquilidad vuelve al desierto.

Más de 50.000 personas acuden anualmente a este lugar porque es el paraiso de la cultura donde cada uno puede expresarse de la manera y forma que más le guste o le apetezca, haciendo esculturas impresionantes o aportando algo a la comunidad.

Pero de las muchas razones que hacen especial este festival estas son algunas: todo es arte, los coches y medios de transporte están disfrazados como barcos, aviones o dragones. No existe el dinero, tienes que compartir, regalar o hacer trueques y no es patrocinado por ninguna marca. La ecología es básica y no verás ni una solo colilla en el suelo y si es así debes recogerla.

Burning man significa quemando hombre, esto viene de un ritual que se hace al quemar una gran escultura de madera al comienzo del festival, una celebración muy espectacular después al final del festival  se quema en silencio un templo en homenaje a la gente que ha muerto este año y duante la semana que dura esta convivencia pues ir escribiendo cosas para quemarlas ahi mismo en señal de renovación.

El Burning man fue ideado por Larry Harvey y cada año cambia de temática siendo los participantes y artistas los encargados de darles vida a ese nuevo tema con esculturas, vestimenta, regalos y todo lo que se les ocurra y tenga relación.

Si eres una persona sin perjuicios, amante de la libertad, que sabe convivir en grupo, que estás deseando aprender y aportar cosas, tu lugar sin dudas es Burning man.

2013-01-28T23:01:21+00:00 Por el mundo|0 Comments

Leave A Comment