Tú estás en: :||Los lagos de Plitvice, el paraíso en Croacia

Los lagos de Plitvice, el paraíso en Croacia

En Croacia más concreto en la región de Lika se encuentra el Parque de los Lagos de Plitvice, el más famoso del país y uno de los más famosos del mundo. En 1979 fue reconocido por la UNESCO como reserva natural y su fama se extendió por todo el mundo por sus peculiaridades únicas. Lo que más llama la atención son sus 16 lagos conectados entre sí por 96 cascadas y cataratas, la mayor de ellas alcanza una altura de 76 metros de caída libre.
En este lugar se da un milagro único en el mundo, la combinación de los tipos de piedra caliza que existen y la mezcla con una planta llamada travertino con la ayuda del agua, que deposita la cal de las piedras en el musgo, producen barreras naturales que se convierten en lagos y en cascadas, así se explica la creación de este paraíso natural.
Cada lago tiene un nombre muy peculiar y original, la sabiduría popular dice que fueron bautizados así por los ahogamientos que allí se producieron: el gitano, la abuela, el pastor, las cabras, etc
El parque natural no solo se compone de los lagos, tiene un bosque mayormente ocupado por hayas que parece una selva virgen y en donde habitan especies como el oso pardo, lobos, linces, etc. Si nos adentramos en el monte hallaremos cuevas, fuentes y praderas que hacen que el silencio se convierta en la mejor música para nuestros oídos.
Si lo deseamos nuestra visita a este maravilloso parque puede ser más cómoda puesto que tenemos a nuestra disposición medios de trasporte especiales que no contaminan y que nos ofrecen unas vistas espectaculares, los más demandados son los trenes panorámicos y los barcos eléctricos.
Si te gusta el agua y la naturaleza este es tu sitio, un lugar que dependiendo a que hora del día lo visites los colores del agua y del entorno cambian constantemente. La luz, los minerales del agua y el ángulo de visión hacen posible esta maravilla de colores: azules, verdes, blancos, ocres, etc!!.

2013-11-15T22:54:19+00:00 Por el mundo|0 Comments

Leave A Comment