Tú estás en: :||Visita religiosa y artística al Vaticano

Visita religiosa y artística al Vaticano

 El Estado del Vaticano es el más pequeño del mundo pero sin lugar a dudas acumula mucha historia, mucha arte y mucha riqueza en sus escasos metros cuadrados.

La cercarnía de Roma hace del Vaticano uno de los destinos más visitados del mundo, no solo por la gente católica y creyente sino atraídos por lugares como: La Capilla Sixtina, La Basílica de San Pedro, La Plaza de San Pedro, Museos Vaticanos y otros muchos lugares.

Nada más poner un pié en el Vaticano lo que más nos llama la atención es la Vía de la Conciliación, una enorme calle que simboliza la reconciliación de la Iglesia con el Estado de Italia. En los márgenes de esta vía puedes comprarte recuerdos de tu visita o tomar un café en sus cafeterias. Pero lo más importante es ir andando por ella y observar la grandiosa vista de la Cúpula de la Basílica de San Pedro al fondo.

Llegamos a la Plaza de San Pedro y quedamos impresionados por su belleza y por su amplitud, un enorme obelisco centra nuestra atención. Recordamos que esta plaza necesita ser grande porque es el lugar donde los católicos y no católicos escuchan las palabras del Papa. Cuando se realiza un conclave y hay una elección de un nuevo Papa su aforo se queda pequeño como sucedió con Francisco I.

Pero sin lugar a dudas la joya del Vaticano es la Capilla Sixtina, considerada una de las mejores obras de arte de la historia por sus pinturas y los artistas que en ellas participaron. Todos ellos eran grandes pintores pero sin lugar a dudas destaca el gran Miguel Ángel. Él decoró los techos y parte de las paredes con unos impresionates frescos y te aseguró que en este lugar tus ojos verán cosas que nunca olvidarán y tu vista no quedará indiferente ante tal explosión de arte.

Otros sitios de interés son: Palacios Vaticanos, Biblioteca Vaticana, Pinacoteca Vaticana, Los jardines Vaticanos ó incluso una visita a la increible Guardia Suiza, el ejercito más pequeño del mundo.

2013-03-24T22:40:32+00:00 Por el mundo|0 Comments

Leave A Comment